Emilio
Ideas, artefactos y cosas para construir

Taller de ciencia y tecnología, sesión 8 en el Museo de la Ciudad

Motor eléctrico

Objetivo de la sesión: Que los participantes comprendan el fenómeno físico del electromagnetísmo.
Construímos: Un motor eléctrico.
Personajes: Hans Christian Oersted, Michael Faraday.

Con la sesión número 7 los participantes conocieron los principios físicos de la electricidad, esto nos permitió adentrarnos al mundo del electromagnetisimo.

Después de los experimentos de Oersted y Michael Faraday la humanidad logró tener un control sobre los campos magnéticos, antes de esto lo más que podía hacer era buscarle una utilidad práctica a los imánes.

Faraday descubrió que al conducir una corriente eléctrica por un cable enrollado se producía un campo magnético cuya intensidad dependía de la cantidad de corriente que fluía por él.

La cosa no paró allí, Faraday se le ocurrió mover enmedio de un cable enrollado un imán lo que obtuvo en las puntas de ese cable lo dejó asombrado pues era energía eléctrica, es decir, a la inversa de su experimento anterior donde hacía circular una corriente eléctrica para producir magnetismo, si hacía circular un campo magnético producía una corriente eléctrica.

Esta es la base fundamental de la producción eléctrica actual a través de: Presas hidroeléctricas, Generadores nucleares, Generadores eólicos e incluso los dínamos de las biciclestas que producen luz.

Para reafirmar estos conocimientos los participantes realizaron experimentos con brújulas e imánes y además construímos un motor eléctrico:

Motor eléctrico

El error

Una de las cosas con la que me enfrento en los talleres es la falta de seguridad de los participantes, todos ellos no quieren tener errores y desean que el artefacto que construyen sea perfecto al primer intento. Es por ello que incentivamos a los participantes a realizar los experimentos y artefactos por ellos mismos, poco a poco en cada sesión vamos logrando que no requieran un acompañamiento constante en la construcción de los mismos, esto crea confianza en ellos y seguridad de que si el resultado final no es el adecuado pueden intentarlo de nuevo con la ventaja de que saben cómo no se deben hacer las cosas.

Aquí uno de los primeros motores construído por un participante el cuál lo intentó una segunda vez, antes de eso le pedí me permitiera tomarle una foto para después analizar las diferencias entre sus intentos:

Motor eléctrico

Emilio