Emilio
Diseñofilia

Taller de Ciencia y Tecnología Disney, sesión 7

Niña y su robot pintor Objetivo: Los participantes conocerán los Robots.
Recurso didáctico: Robot artísta.
Personajes: Isaac Asimov, Theo Jansen, Arthur Ganson, Jackson Pollock.

Con la pasada sexta sesión del Taller de Ciencia y Tecnología dimos por concluído el tema del Sonido, en esta séptima y penúltima sesión abrimos un nuevo tema: Robots.

Observamos con los participantes el estado de desarrollo actual de los robots. Robots que no sólo parecen personas, sino que caminan como personas y que con rápido desarrollo de la Inteligencia Artificial muy pronto pensarán incluso como personas.

Definimos el concepto de Robot y comprendimos que desde siempre los Robots han sido parte de la imaginación y anhelo de nosotros los humanos. Por una parte se encuentran esos robots que nos ayudarán a que la vida sea más bonita. Varios participantes decían que querían construir un robot que les hiciera su tarea. Por otra parte están esos robots terribles que vemos en las películas y que se convierten en nuestro peor enemigo.

Toda tecnología puede ser buena o mala pero nunca neutra, todo depende del uso que hagas de ella.

Compartí con los participantes la preocupación de esto último y cómo algunos pensadores ya habían intentado hacer algo al respecto, entre ellos el escritor Isaac Asimov que en su libro Yo, Robot que se publicó en 1950 desarrolla tres leyes que deberían ser incluídas dentro de la programación de todo robot:

  1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o la segunda Ley.

Aunque la gran mayoría de los robots son utilitarios (para construir algo, para la guerra, para limpiar, etc). Hay algunas personas que desean que los autómatas y robots tengan aspiraciones más elevadas, así que vimos algunas de estas ideas desarrolladas por artistas como Theo Jansen y Arthur Ganson.

Niños y su robot pintor

Una de las características de los Robots es que el ser humano desea encontrar en ellos la perfección. Si a un robot lo programamos para hacer círculos, todos los círculos serán idénticos. Por otra parte si a un ser humano le pedimos que realice 2 círculos ninguno será igual por más que se esfuerce. Esta característica que pareciera ser una imperfección del humano en realidad es una virtud.

Lo que nos hace humanos es la imperfección y el error

Esta idea lo compartí con los participantes, de hecho les recordé que por eso proyectamos la película de "La Familia del Futuro" en nuestro ciclo de cine de Ciencia y Tecnología. La Familia del Futuro celebraba entre sus miembros el error, no el éxito, pues sabían que con cada error o falla uno se estaba esforzando por hacer que las cosas funcionaran como debían ser. El "éxito" es pues la suma de todos los errores y fallos que tuvimos.

Por esto les compartí a los participantes a un artista excepcional: Jackson Pollock, cuyo estilo de pintura a más de uno le causa extrañeza pues se podría pensar que "hasta yo podría hacerlo" pero sucede que aunque uno puede hacerlo... ya no se puede pues a Jackson Pollock se le ocurrió primero:

Jackson Pollock trabajando

Su técnica de pintura consistía en no apoyar el pincel sobre el lienzo, también partía del principio de lo aleatorio, del azar y del caos que en un cierto orden, técnica y límites (el lienzo) puede convertirse en verdadero Arte sin igual:

Uniendo estas ideas emprendimos con los participantes la construcción de nuestro robot artista, una versión sintetizada y automátizada de Jackson Pollock: ¿Qué pintura haría nuestro robot? sólo lo sabríamos hasta que nuestro robot cobrara vida:

Haz clic aquí para ver un video de los Robots Pollocks funcionando

Robot pollock pintando Robot pollock pintando Robot pollock pintando

Emilio