Emilio
Ideas, artefactos y cosas para construir

Steamboy

Es una película de animación japonesa producida por Katsuhiro Otomo en el año 2004 y la recomiendo tanto por sus detalles, en la animación donde invirtieron más de 10 años en su realización, como en su dialéctica acerca de los riesgos y beneficios de la ciencia y tecnología para la humanidad.

Les comparto un extracto del diálogo que sostienen abuelo, padre (Edie) e hijo (Ray):

Padre:La ciencia no es un arte oculto como la alquimia, no es para nobles ni para la realeza y sus palacios ni para los monjes y sus catedrales, la ciencia no es fe ni hechicerías son hechos probados que nos transfiguran y transforman desde adentro. Todo el sufrimiento de la humanidad, los siglos de miseria y oscuridad la ciencia puede cambiar eso, pero ¿de qué sirve si no mostramos su poder a todos? La humanidad por doquier tiene grandes necesidades, está esperando la bendición de la ciencia. ¡El mundo entero está esperando el poder del castillo de vapor!

Abuelo: El mundo está esperando esto. ¡Esta monstruosidad es obra del diablo!

Ray: Pero papá me dijo que...

Abuelo: Es un iluso que se vendió a los capitalistas que no se preocupan por la ciencia sólo veneran el dinero. No le hagas caso.

Ray: Dice que hay personas que esperan el beneficio de la ciencia.

Abuelo: Sólo los accionistas esperan las bendiciones de sus utilidades. Un invento realizado para un fin tan bajo sólo puede traer guerra y miseria al mundo. Debemos recuperar el dominio de la esfera de vapor a toda costa.

Ray: ¡Asombroso!

Abuelo: Este es el verdadero rostro de sus sueños.

Ray: ¿Qué es todo esto?

Abuelo: Armas construidas con un sólo propósito: matar a nuestro prójimo por miles. Estos inventos del diablo.

Ray: ¡Esto es increíble! Puedes detener a tus enemigos con todo esto.

Abuelo: Tú no sabes nada iluso. ¿Quiénes son esos enemigos a quiénes matarías? ¿Son prusianos, franceses, ingleses? ¡Dime!

Ray: Eso depende de quienes atacaran, no lo puedes saberlo hasta que se inicie la guerra.

Abuelo: Escuchame Ray. Inventamos a nuestros enemigos con nuestra arrogancia y vanidad, se guían en la oscuridad de nuestras almas. Nuestros antepasados no conocían enemigos o aliados, así debe ser con la ciencia. Tú eres un hombre de ciencia Ray. estas personas se alimentan de la ignorancia humana y de su estupidez pero su estupidez es la más grande de todas.

Ray: Papá dijo que nunca dañaría a nadie.

Edie: La ciencia debe trabajar para mejorar a toda la humanidad. ¿Las armas no son parte de eso? ¿Impedir que se arruinen a sí mismas?

Abuelo: ¡Panflinas! La ciencia debe revelar los principios básicos del universo, de la vida, no debe desperdiciarse en los sueños vacíos de banqueros y vendedores.

Edi: ¿Los principios básicos del universo? ¿En ello se incluye la visión fantástica del castillo de vapor que intentabas construir? ¿Es el objetivo de la ciencia? ¿carruceles y caleidoscopios? La ciencia dará igualdad a los hombres.

Abuelo: No limites esa palabra Edie, esto no tiene nada que ver con la igualdad, es dinero, utilidad, codicia.

Edie: Fue por el accidente Ray, el mismo evento que me desfiguró también me transformó, al enfrentar mi muerte con el vapor rodeándome, lo vi, lo sentí. Entonces lo supe. ¡La ciencia es poder, poder puro!

Abuelo: ¡Ilusiones!

Edue: El castillo de vapor es la verdadera expresión de la ciencia y de su poder abrumador.

Abuelo: Lo único abrumador es tu arrogancia. Lo ves Ray, sólo viven para sus armas.

Emilio