Emilio
Ideas, artefactos y cosas para construir

El Submarino y la presión hidrostática

Buzo con escafandra Buzo con escafandra. Escafandra viene de la palabra francesa scaphandre que significa “Hombre-Barco”

Si lo piensas nosotros nos podemos convertir en submarinos, sólo basta que te coloques un visor y pongas en tu boca un esnórquel.

Al meterte en el agua ocurre algunas cosas curiosas que nos gustan -por eso son tan amadas las albercas- una de ellas es que te refresca, la otra es que sientes que tu cuerpo flota y la última es que si metes la cabeza dentro del agua sientes que entras a otro universo.

Snorquel de Leonardo Da Vinci Esnórquel inventado por Leonardo Da Vinci

Cuando conviertes tu cuerpo en un submarino debes ingresar oxígeno a tu cuerpo para ello utilizas el esnórquel -un invento elaborado por Leonardo Da Vinci-, pero si te das cuenta todos los esnórqueles son pequeños, cuando mucho de 30 centímetros de largo ¿por qué? ¿no podría haber un esnórquel con un tubo de cuando menos 1 metro? sería emocionante bucear a 1 metro dentro del agua.

El problema es que cuando te conviertes en submarino e ingresas a este universo acuático comienzas a sentir que algo te presiona, y entre más profundo entras en el agua más sientes su presión ¿haz intentado meter una pelota dentro del agua?, entre más intentas sumergirla en lo profundo es cada vez más complicado.

Pues ocurre que cuando te metes al agua a bucear tu pecho y pulmones al absorber aire se convierten en unas pelotas de aire y aquí comienzan los problemas el agua te presiona pero no sólo el agua pues arriba del agua hay otro elemento que también presiona mucho pero como desde que nacemos lo tenemos encima no nos damos cuenta de su existencia y ese elemento es el Aire, la atmósfera mejor dicho.

Entonces tu cuerpo-submarino lo presiona el aire + el agua, y ¿cuánto presiona? pues si lograras sumergirte a una profundidad de 1 metro tu pecho estaría soportando 100 kilogramos de presión, es como si pusieran sobre tu pecho 2 sacos de azúcar de esos grandes. Por ello es que es inútil hacer un esnórquel de 1 metro pues quizá podrías sacar el aire pero ya no te quedarían fuerzas suficiente para permitir que entren a tus pulmones nuevamente.

Y todo esto sólo a un miserable metro adentro del agua. ¿Cuanta presión tendrías a 10 metros? pues nada más y nada menos que 1 tonelada de fuerza presionándote el pecho.

Te imaginas el material que deben utilizar los submarinos que algunos pueden llegar a 100 metros de profundidad, de hecho la profundidad de un submarino militar es ultra secreto.

Por eso es que los buzos deben utilizar oxigeno a presión, pues cuando abren la llave que ponen en su boca se introduce el aire como un chorro y eso ayuda a hacer más fácil la respiración adentro del agua a varios metros de profundidad, sin embargo es peligroso pues al comenzar a ingresar oxígeno “a la fuerza” al cuerpo del buzo algo de ello se va acumulando en otras partes además de los pulmones, entonces cuando tienen que regresar a la superficie tienen que hacerlo despacio para que todo ese aire ingresado a presión vaya saliendo poco a poco, una sola burbuja atrapada podría ingresar a su cerebro con consecuencias mortales.

Hay un deporte que se llama Apnea o más sencillamente “buceo libre”, pues los deportistas que aquí participan deben intentar meterse al agua lo más profundo que puedan sin utilizar tanques de oxígeno. Sólo pueden hacer una gran respiración en la superficie y de un sólo “jalón” meterse hasta lo más adentro. Son personas con grandes capacidades pulmonares y físicas en general. ¿Hasta dónde pueden llegar estos deportistas? el record mundial de Apnea utilizando aletas es de ¡281 metros! Estos deportistas son capaces de estar dentro del agua hasta más de 10 minutos, todo esto con el conocimiento profundo de su cuerpo y el desarrollo de sus habilidades, concentración mental y práctica, aquí un video de Guillaume Nery campeón mundial de Apnea en un día de práctica:

https://www.youtube.com/watch?v=uQITWbAaDx0

Emilio